Aguas Termales en Boyacá

L as Aguas Termales en Boyacá son uno de los grandes atractivos de la ciudad. Además de ser fuente de entretenimiento, brindan grandes beneficios para la salud.

Paipa es una población boyacense, turística por excelencia, famosa por sus aguas termales a las que les atribuyen beneficios terapéuticos y por la bondad de su clima y la belleza de sus paisajes.Además de estas características, Paipa es conocida por productos típicos como la almojábana, el pan de yuca y otras delicias más.

Es considerado el municipio boyacense con mejor infraestructura hotelera del departamento y por su tranquilidad y ubicación es perfecto para buscar descanso y recreación, lo mismo que para la realización de congresos y seminarios.

Paipa es un municipio colombiano situado en el centro-oriente de Colombia, administrativamente se encuentra en la provincia de Tundama del departamento de Boyacá.

Al complejo acuático se llega por la vía que pasa frente al Lago Sochagota y conduce también al Pantano de Vargas, a solo 5 minutos del parque principal de Paipa.

D esde épocas remotas se han usado las aguas termales como espacios para socializar y obtener numerosos beneficios para la salud. Hoy, por encontrarse en maravillosos escenarios naturales también se han convertido en destinos turísticos a los que muchas personas llegan buscando liberar tensiones.

Mejorar la presión sanguínea y la oxigenación o tratar enfermedades reumáticas, respiratorias y de la piel son apenas algunos de los usos terapéuticos de estas aguas que brotan del suelo con temperaturas entre los 5 y los 150 °C, y que por sus características geológicas de origen, magmáticas o telúricas, pueden ser halladas en cualquier territorio alrededor del mundo.

Colombia es una de las fuentes de aguas termales más importantes del planeta, albergando espacios que se ubican a lo ancho y largo del país, que permiten un contacto directo con la naturaleza y una experiencia renovadora.

La industria turística que se ha desarrollado alrededor de estos pequeños paraísos ofrece otras opciones como alojamiento y alimentación con precios que, en su mayoría, no son exagerados. Visitar las termales, tomar un baño y disfrutar de las bondades de sus tibias aguas llenas de minerales se convierte en una llamativa alternativa para no dejar pasar en Semana Santa.